5 ejemplos de comunicación interna creativa

5 ejemplos de comunicación interna creativa

La comunicación interna es la que va dirigida a los trabajadores y empleados de la empresa. En la era de las redes sociales, en la que todas las organizaciones se preocupan tanto por la información que ofrecen públicamente y por la imagen que transmiten al exterior, no pueden descuidar la información y la imagen que transmiten interiormente.  La comunicación interna ya no es una opción, algo optativo. Una buena gestión de la comunicación interna ya es obligatorio.

Si no se realiza una comunicación interna eficaz, la empresa se puede enfrentar a múltiples problemas, como rumores, especulaciones,… o directamente informaciones falsas o imprecisas, que pueden lastrar el beneficio de la empresa en general, o la productividad de los trabajadores en particular. Por no hablar de que una comunicación interna ineficaz puede afectar a la comunicación externa, perjudicando la imagen de la empresa en el mercado. 

Todas las empresas, independientemente de su tamaño, han de cuidar su comunicación interna. Pero especialmente las empresas medianas y grandes han de primar este aspecto sobre otros, ya que la comunicación interna es como el aceite que engrana todas las piezas, que son los empleados. Sin ese aceite, la empresa funcionará, pero no con la eficiencia que podría. 

La pregunta sería, por tanto: ¿Cómo canalizar la comunicación corporativa y los valores de la compañía para hacerlos llegar a todos los empleados?

Cada empresa es diferente y cada una requeriría un análisis previo individualizado para definir los pasos a seguir, pero existen una serie de técnicas ya probadas, que cualquier empresa puede implementar y así conseguir una mejor comunicación con los trabajadores.

1. Diseñar un plan de "onboarding" para los nuevos empleados

Los empleados son los que hacen posible la empresa. Por eso es fundamental que las personas que se incorporan a ella conozcan lo antes posible la organización, sus normas, sus valores… y también qué funciones desempeñarán exactamente, cuál es el rol de los compañeros con los que trabajarán, a quién han de reportar, etc.

Este proceso se denomina en inglés “Onboarding” y se traduciría como “Plan de incorporación de empleados“. Todas las empresas, independientemente de su tamaño, deberían diseñar y poner en práctica procesos de este tipo. 

Con un plan de “onboarding” bien diseñado, los nuevos empleados se sentirán cómodos desde el primer día, pensarán que se les tiene en cuenta desde el principio y reducirán su incertidumbre e inseguridad ante el nuevo puesto de trabajo.

2. Utilizar canales digitales

Por su popularidad, utilizar las nuevas tecnologías es una de las fórmulas más efectivas para mejorar la comunicación interna. Algunos de los canales que se pueden emplear son:

  • Redes sociales para empresas, como Facebook Workplace o Microsoft Yammer
  • Intranets corporativas
  • Chats internos
  • Blogs de empresas
  • Boletines de noticias internas (“newsletters”)…

Con todos esos canales, de forma sencilla e intuitiva, y sin un proceso de aprendizaje previo, se facilita la comunicación entre los empleados y entre la propia compañía y sus trabajadores.

3. Autoevaluación y evaluación horizontal

Desde siempre, la evaluación profesional de un empleado siempre se ha regulado mediante métricas bastante objetivas como número de ventas, cumplimiento de los plazos establecidos, captación de clientes o bien mediante la evaluación subjetiva de los jefes de cada departamento.

Estas métricas no serían del todo efectivas ya que si ambos tipos de evaluaciones no son muy efectivas si lo que queremos es mejorar la comunicación interna en la organización.
Los números no contemplan una gran variedad de variables, como por ejemplo, si tu objetivo es solo vender, los números no reflejan el trato al cliente, la comunicación, la proactividad etc.

Las auto-evaluaciones por parte de los propios empleados donde se evalúa el rendimiento y las capacidades de forma anónima, son fórmulas eficaces para conocer de primera mano, la realidad del día a día de cada departamento de la empresa, y sobre todo, dándote márgenes para tomar decisiones.

4. Fomentar el "team building"

¿Qué mejor comunicación interna que la comunicación informal presencial? Aprovechando ratos libres como las pausas para el café, los descansos de oficina o incluso ese cigarrillo después de comer.

Son momentos que ayudarán a los empleados a estrechar lazos, creando así un equipo más comunicativo, con mayor confianza entre unos y otros y en definitiva, aumentará la eficiencia en el trabajo, ya que tus empleados se conocerán mejor y podrán repartirse mejor el trabajo, así como, plantear soluciones a problemas de una forma mucho más comunicativa y real.

Actividades como ir a tomar una cerveza con tus compañeros, apuntarte a un curso de cocina, un escape room en equipo, y cualquier tipo de evento, hará que tus trabajadores se sientan más integrados en la empresa por lo que se sentirán más valorados y esto repercutirá en la productividad de la compañía.

Establece la métrica idónea

Quizás la tarea más difícil para el departamento de recursos humanos, establecer una métrica adecuada que refleje el nivel de comunicación interna en la empresa.

Muchas empresas utilizan solo métricas cuantitativas para medir la comunicación interna, como por ejemplo, cuántas personas utilizan la red social de la empresa o por otro lado, las empresas que lo miden con una encuesta personal entre los trabajadores para conocer su implicación de comunicación etc.

En realidad, no hay métricas mejores que otras, la mejor métrica para tu empresa no tiene por qué ser la mejor para todas las demás de ese mismo sector.

Dependerá por tanto, de las características propias de la empresa en cuestión, por lo que te recomendamos que uses tanto métricas cuantitativas, que te darán datos concretos y concisos, como métricas cualitativas para medir datos subjetivos.

¿Conoces tú algún otro ejemplo sobre ideas de comunicación interna?

¿Hambre de PAN?
Introduce tu mail para saciarte

Deja un comentario